Con Candela Peña, la mejor ENTRETENEDORA

Estándar

Ayer me encontré casualmente con Candela Peña, una actriz que admiro desde hace casi 20 años. Una gran ENTRETENEDORA como a ella le gusta llamarse. Candela es tan natural actuando y me he visto tantas y tantas de sus películas (y recientemente series) que tengo la sensación de conocerla de toda la vida.

Estaba comiendo en un restaurante en Madrid con mi hija y unas amigas, cuando oigo «¡Mamá, que ahí está la actriz que tanto te gusta!»

Me giro y veo a una mujer menuda, de espaldas, hablando (mejor dicho escuchando) por el móvil. Se mueve mucho, gesticula aún más, pero no distingo su voz. No necesito oir su nombre para saber quién es, percibo su energía y su fuerza, esa que tan bien transmite desde la pantalla. Aun así, como soy una metepatas, espero discretamente a que se de la vuelta para cerciorarme de que es Candela. Alguna movida tiene al teléfono porque se la ve muy concentrada.

Aprovecho que ella no me ve para observarla descaradamente. Lleva un moñete de esos informales que muestra en sus pelis, de los que se sujetan con un boli. Yo nunca fui capaz de hacerme ese moñete, de jovencita tenía mucho pelo y no había boli en el mundo que lo pudiera contener. Ahora con mi pelo corto esa frustación ya es historia.

Su vestido de corazoncitos rojos y rosas me recuerdan la última película donde la he visto, La boda de Rosa, y a Agata Ruiz de la Prada (curiosamente la única empresaria a la que he pedido un autógrafo en mi vida).

Nosotras estamos dentro del salón del restaurante y Candela se dirige a la terraza donde comparte mesa con su acompañante, una mujer joven. Sigue al teléfono, dale que te dale. La seguimos con la mirada detenidamente hasta que toma asiento, y contemplamos como, por fin, deja el teléfono.

Mis amigas sonríen, me ven nerviosa, quiero una foto con Candela, pero me da corte interrumpir su café y su conversación. No quiero ser la típica fan petarda, intrusiva, y oye que lo mismo la Penya resulta ser una diva y con todo el derecho del mundo me manda a freir espárragos por no respetar su intimidad. No me atrevo…

Por suerte, resuena en mi mente la voz providencial de mi madre: el no ya lo tienes hija…. Me lanzo. Sí o sí. Es la primera vez en mi vida que voy a pedir una foto a una actriz. Tengo fotos con otros actores, pero yo nunca las he pedido. Es curioso, hace 20 años le habría pedido un autógrafo, hoy solo pienso en una foto. A fin de cuentas, una imagen vale más que mil palabras, ¿no?

Mientras atravieso el salón y abro la puerta de la terraza noto que me emociono. Qué tontería pero es así.

Con un nudo en la garganta le pido la foto, y a partir de ahí ya me relajo, me encuentro con la mismita Candela que conozco del cine, la que me acompaña entreteniéndome desde hace años. Toda natural.

Me dice que claro que nos hacemos la foto y le manda a su acompañante a hacernos varias, menos mal porque yo soy un desastre haciendo selfies. Candela posa cuca toda ella, acostumbradísima a los flashes… . ¡Intento estar a la altura!

Y en un segundo, me cuenta qué menuda movida ha tenido al teléfono y que ahora tiene mucho fan joven desde que sale en La Resistencia. Mientras posamos juntas, la escucho, todo un torbellino ella, y la visualizo como madre en Maricón Perdido (no os perdáis esta serie, es espectacular) o en la peli Torremolinos 73.

Yo le digo que en la serie Hierro está espléndida y que la sigo desde sus comienzos, aunque como me falla la memoria no puedo citar el nombre de las pelis, y mira que me las he visto casi todas. De las que mejor recuerdo guardo son Días Contados, Hola, ¿estás sola? y Princesas. Eso sí, no recuerdo el nombre, solo su papel, he tenido hoy que buscarlas en su perfil de wikipedia para escribir este post.

Y mis amigas como paparazzis, me pillan infraganti. Un momento maravilloso. Gracias Candela por ser como eres y enhorabuena por la pedazo actriz que siempre has sido y que mejora con los años.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.